YOGUI-TEA-MASALA-CHAI.jpg

YOGUI TEA / MASALA CHAI

Esta bebida es un regalo para el cuerpo, especialmente en invierno, por todas las propiedades de las especies que lleva: digestivas, anti-inflamatorias, tónicas.

Aunque hagas la versión sin te, tiene un efecto revigorizante, te saca esta sensación de haberse levantado dejando una parte de tu cerebro en la cama, despeja la mente, y prepara tu sistema digestivo para las comidas que vendrán a lo largo del día. Los animo a crear su versión personal y disfrutar del ritual.
Ingredientes
2 litros de agua
15 clavos de olor
15 semillas de cardamomo verde
15 semillas enteras de pimienta negra
6 cm de jengibre fresco, cortado en rodajas delgadas
2-3 ramas de canela
1-2 bolsitas de té negro (opcional)
Leche (puede ser vegetal) 
Estevia (o azúcar)
Instrucciones:
Hervir el agua
Añadir todas las especies, excepto el té. Hervir durante 30 min. Cuando más tiempo hierves, más fuerte quedará.
Por último pones las bolsas de té en la olla y hervir 5 min más.
Ya tienes el concentrado listo. Colar. Ahora puedes añadir leche y miel a gusto individualmente en cada taza o en una tetera. Puedes conservar el concentrado en una botella de vidrio tapada en la nevera y prepararse lo con leche y miel cuando quieras.
Comentarios:
La receta original india lleva azúcar. Yo prefiero usar Estevia. Aunque normalmente tomo tés e infusiones sin endulzarles, no lo recomiendo en este caso. Si no hay un elemento dulce, la bebida queda muy astringente y no puedes apreciar los gustos de las especies. Eso mismo vale para la leche, aunque sea vegetal, es imprescindible para equilibrar las especies. Yo la consumo leche de avena.

Esta receta es cortesía de Casa Vegetariana
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=444317555622271&set=a.356573111063383.83750.129640053756691&type=1&theater
Regresar al inicio